Conciertos

The Offspring en CDMX: la euforia que estalló 20 años después

Foto: Oscar Cruz.

Tuvieron que pasar 20 años desde que The Offspring, banda icónica del Punk, Skate y Hardcore volviera a pisar un escenario en la Ciudad de México, así lo recordó Chingadazo de Kung Fu, grupo telonero en el Pepsi Center, recinto de la capital mexicana que fue testigo de un verdadero acontecimiento histórico para esa chaviza de principios de los 2000.

Hay públicos fieles entre la fanaticada mexicana y el que sigue ciegamente a Dexter Holland y Noodles es uno que resalta, ya que el sold out de la segunda de dos fechas que ocupa nuestro país en la gira del grupo originario de Garden Groove, California, demostró que su visita a chilangolandia debió haberse dado por lo menos unos 15 años antes.

O por lo menos es algo que reconoció Noodles durante el show que duró poco más de una hora y quince minutos que, además de estar cargado de adrenalina, sirvió como prueba de fuego para uno de los grupos que revivieron el Punk en la década de los 90 y que hoy en día, a pesar de los constantes cambios en su alineación, es una leyenda viviente del género a nivel mundial.

Foto: Oscar Cruz.

¿Cómo se puso?

Eran alrededor de las 21:45 horas cuando las luces desaparecieron, mientras en la oscuridad sonaba Pretty Fly (Reprise), mientras Pete Parada, Todd Morse, Noodles y Holland se abrieron paso para arrancar con una euforia que tardó en estallar dos décadas.

En su mayoría chavorrucos, comenzaron a saltar y gritar al compás de tracks como Americana, All I Want, Come Out and Play, It Won’t Get Better, Want You Bad y una de las más esperadas, Mota.

Los ya no tan jóvenes integrantes de Offspring no demostraron fatiga alguna, esto a pesar de que una noche antes se habían presentado en el Festival Comuna, en Cholula, Puebla. Las hostilidades continuaron con Original Prankster, Staring at the Sun, Whole Lotta Rosie (Cover de AC/DC), Bad Habit y Gotta Get Away.

Foto: Oscar Cruz.

El momento espiritual llegó con Gone Away, interpretada en piano por Dexter, quien señaló que esta canción está dedicada a todos los que hemos perdido a un ser querido. Sí muchos soltamos un par de lágrimas en uno de los clímax de la presentación.

Los ritmos punketos volvieron con la muy esperada Why Don’t You Get a Job?, (Can’t Get My) Head Around You; otra de las muy esperadas, sobretodo para la “audiencia más sexy en la historia de las audiencias”, según Noodles, Pretty Fly (For a White Guy), y The Kids Aren’t Alright.

Los minutos previos al encore sirvieron para la banda, así como los poco más de 7 mil asistentes ya entrados en sus treinta y tantos años de edad, o más. Sin embargo, fans y Offspring se unieron una vez más para cimbrar el Pepsi Center con You’re Gonna Go Far Kid y Self Esteem.

Foto: Oscar Cruz.

No podemos negar que el despliegue de adrenalina y emoción estuvo a flor de piel durante todo el show de una banda que, respaldada por sus 35 años de carrera, continúa llenando foros a donde quiera que se presente, y lo vivido por sus seguidores chilangos, en su triunfal regreso a la Ciudad de México, es uno de los mejores shows del cierre de este 2019.

Sudados, roncos y algunos exhaustos por la sesión en Puebla del día anterior, muchos se retiraban hacia sus casas, pensando en consagrar con algunos tragos coquetos antes de ir a trabajar y tal vez con la mente puesta en la siguiente presentación de Holland y compañía el próximo 19 de octubre, en el Tecate Live Out en Monterrey, Nuevo León.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: