Cómics y videojuegos Cine

El detrás de la dolorosa carcajada del Joker de Joaquin Phoenix

Foto: IMDb

Joker se estrenó  el pasado 4 de octubre y el mundo simplemente cambió, el brutal filme escrito por Scott Silver (The Fighter), y Todd Phillips, el también director de éste; es un éxito en taquilla, sin embargo, parte de esta euforia producida por la cinta, se debe a la poderosa actuación de Joaquin Phoenix.

¡SPOILER ALERT, SI AÚN NO VES LA PELÍCULA, CONTINÚA LEYENDO BAJO TU PROPIO RIESGO!

Foto: IMDb.

Es sabido que para mimetizarse en la piel de Arthur Fleck, Phoenix se sometió a una dura transformación que consistió en bajar más de 20 kilos, además de tardar alrededor de cuatro meses en preparar su desgarradora carcajada, que sin duda, formó un eco en tus tímpanos que, aún escuchas días después de ver la película.

Esta carcajada, se distingue de la de sus predecesores, ya que además de expresar sus distintos estados de ánimo, resulta ser la expresión más cruda de la oscuridad de su alma.

Como recordarás, la carcajada de Fleck es una reacción ante situaciones adversas, de hecho, carga unas tarjetas para repartir a todos aquellos que, extrañados, lo miran ahogarse en su risa. Pero, este padecimiento, ¿es real?

Foto: IMDb.

La Risa Patológica…

Edith Sánchez, a través de un artículo publicado en el portal La mente es maravillosa, señala que la risa patológica o epilepsia gelástica, es producto de una disfunción cerebral.

La también conocida como Afección pseudobulbar (APB), puede ser provocada por distintas razones, la más común es que surja luego de que el paciente sufra un traumatismo craneoencefálico. Sí como en el crudo pasado de Fleck.

Cabe destacar, que el APB, no siempre se expresa a través de la risa, también se puede identificar como un llanto incontrolable, además de que también puede ser provocado por condiciones neurológicas anormales, además de haberse manifestado en pacientes con esclerosis múltiple y Alzheimer.

Foto: Especial.

Por otro lado, Nadia Cruz, psicóloga con Maestría en Terapia Racional Emotiva, señala que esta risa patológica, también es un síntoma que podría manifestarse en personas que padecen esquizofrenia o Síndrome de Tourette.

La gente que sufre de este trastorno suele aislarse, debido a representar el opuesto a las emociones que experimentan, lo que muchas veces repercute en el rechazo social, por su “conducta inapropiada”.

  • Desgraciadamente, no existe una cura para este padecimiento.
Foto: IMDb.

Para lograr el tono de su risa patológica, Phoenix estudió a gente con este padecimiento en videos, que el mismo Phillips le compartió. 

El histrión nacido en Puerto Rico, expresó que la risa de su personaje, fue lo más difícil de su caracterización, y que en algún momento, consideró en abandonar el filme si no lograba alcanzarla.

Gracias a su actuación en Joker, que tras su fin de semana de estreno generó 93.5 millones de dólares en Estados Unidos y 234 en todo el mundo; Phoenix se perfila como serio candidato para el Oscar a mejor actor el próximo año. 

Foto: IMDb.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: