Música

Slash, del cielo al infierno desde su Les Paul

Saul Hudson mejor conocido como Slash es quizás el guitarrista más mediático de la historia, su simple silueta con sombrero de copa y cabello rizado que cubre sus grandes gafas de aviador, da cuenta de ello.

Sin embargo, haber participado con los hollywoodenses Guns N’ Roses le dio fama mundial pues aprovechó el don de dominar su instrumento para regalarnos riffs y solos que se ha convertido en clásicos.

No obstante, también ha sido criticado por colaboraciones que lo han llevado a visitar el cielo y el infierno de la música. Hoy en su cumpleaños 54, dejamos los mejores y peores momentos del británico.

La inmortalidad

Sweet Child O’ Mine

El solo en el intro es uno de los más recordados en el mundo del rock. Los 45 minutos puros subieron el status del londinense. En 2009, la revista Time lo nombró como el mejor guitarrista eléctrico de todos los tiempos.

November Rain

La hermosa balada de los angelinos de hard rock también tuvo el talento de Slash, una vez más por ese solo, la revista Guitar World le otorgó el lugar seis de su lista de los 100 mejores solos de la historia.

Paradise City

La Rolling Stone lo colocó en el puesto 65 de los 100 guitarristas más virtuosos del planeta en 2011. Con Paradise, Slash ejecuta con cambios acelerados en una verdadera catarsis de la banda liderada por la voz inconfundible de Axl Rose.

En el infierno

Con Marta Sánchez

En una colaboración impensada, el de Hampstead aceptó la invitación de la española del pop Marta Sánchez para crear Obsession que apareció en la banda sonora de la película Obsesionada con el crimen (1996).

Con Pau

Paulina Rubio también se subió al barco casi diez años después para en 2006 invitar al guitarrista. Nada puede cambiarme fue el título del track que junto con la Pau tocó para su disco Ananda.

Con Disney

Slash, un símbolo del rock con todos los clichés que implica fue caricaturizado para aparecer en una cinta de Disney. Junto a Phineas y Ferb en la película: A través de la segunda dimensión, Slash tocó junto con Perry el ornitorrinco.

Slash, apodado por el actor estadounidense y amigo de su padre, Seymour Cassel porque parecía siempre estar ocupado y nunca hablaba con nadie, siempre saludaba con un hola para irse de inmediato, fugaz, como un slash, es sin duda uno de los símbolos del rock y por ello, lo recordamos a sus 54 años de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s